domingo, 27 de abril de 2014

La primera Liga de Rivas Ecópolis, vista por una aficionada

Relato de Isamar, de la Pasión Roja y superada por el éxito del conjunto de José Ignacio Hernández, que destrona a Perfumerías Avenida con Laura Nicholls como MVP 




De espaldas, por la posición de sus hombros y de la cabeza, se le nota abatida. La camiseta de Rivas Ecópolis, con el 6 y el primer apellido de Frida, Eldebrink, le delatan. Isamar está esperando el tren de vuelta para casa, mientras repasa mentalmente algunas de las jugadas, sobre todo las últimas, de una final de la Copa de la Reina de Torrejón de Ardoz que se le acaba de escurrir a su equipo tras remontar y forzar la prórroga. Laura Nicholls ha sido fundamental para lograrlo, pero Perfumerías Avenida se ha llevado el
torneo con un tapón final de Marta Fernández a Vega Gimeno. Son poco más de las ocho de la tarde del 23 de febrero. 

Me acerco a Isamar, a quien no conocía en ese momento, y le pido, después de enseñarle la acreditación para que no me vea como espontáneo loco, que estoy preparando un diccionario especial de relatos de la Copa para Cronómetro de Récords y que me gustaría hacerle una entrevista. Ya sin grabadora, quizás a la mitad del camino, expresa un sentir general de la afición de Rivas hasta ese momento: "Siempre nos acaba faltando un detalle, por pequeño que sea. En la final de Liga del año pasado, nos pasó lo mismo". No se olvida de los tiros libres sobre la bocina de Le'Coe Willingham en Würzburg, de la maldita lesión en ese último partido de Anna Cruz en el que fue su último partido... Me hace una radiografía completa de la afición de Rivas. Es devota del equipo: "Ganen o pierdan, siempre con ellas. Nunca dejan de luchar". Tampoco se olvida de las dos Copas logradas en Valencia y Zamora.  

Clara Bermejo cierra la final

Poco más de dos meses después, Isamar es otra. No le veo la cara, pero me la imagino. "Cuando han pitado el final del partido estaba llorando a mares, llorando de emoción y de alegría por mi equipo. Por la pasión que hemos puesto organizándolo todo". Hace unos minutos que ha vivido en el Cerro del Telégrafo, dejándose parte de la voz, la primera Liga de su Rivas, superior a un Perfumerías Avenida que pretendía revalidar el título en su novena final consecutiva. Con un minuto por jugarse, Laura Nicholls, emblema del grupo y escogida MVP después de calcar sus números (16 puntos y 10 rebotes) en los dos partidos de la final, falla un tiro libre y mete el segundo (61-56). Rachel Allison, con quien acabado el partido se pondrá a bailar y saltará a la vez para chocar abdomen contra abdomen, le hace personal a Robinson, que no falla desde la línea de personal (61-58 a 44s). Shay Murphy se hace con una pelota y Halvarsson comete la imprudencia de hacerle antideportiva. Desequilibrada, la estrella visitante no acierta con el primer tiro libre, pero sí con el segundo (61-58 a 26s). El partido casi se acaba con una pérdida de Robinson. La capitana de Rivas, Clara Bermejo, anota otro tiro libre para cerrar la final (62-59).

Isamar confiesa que ese último minuto "ni lo he visto. No miré a pista. Sólo escuchaba follón. No sé qué ha pasado, sólo que hemos ganado. Impresionante". "Nos lo merecíamos hemos luchado hasta el final sin perder la calma", me cuenta a través de Twitter: "Ahora estamos todos juntos, en piña, todo por ellas, porque ellas son nuestra pasión". Dice que ya está afónica del todo. En parte, por cantar la canción de su peña, Pasión Roja: "Tengo la sangre roja, rojo el corazón roja la camiseta del Rivas campeón! ¡Somos los de Rivas! ¡Somos Pasión Roja! ¡Roja! ¡Viva Rivas!"

Hace un rato que a Gaby Ocete, la jugadora que más ha crecido en estos playoffs, se le han saltado las lágrimas en Teledeporte y entrevistada por Pablo Romero: "Hemos trabajado tanto esta temporada para llevarnos algo... Este equipo se lo merecía". Que José Ignacio Hernández ha hecho un guiño a quienes se olvidaron de su trabajo en Salamanca: "Soy un profesional. trabajo donde me contratan". Que Nicholls, vital en un primer cuarto igualado y en el que metió un mate, y el alma siempre de Rivas, se ha exigido más: “Éste ha sido el mejor año de mi carrera, pero espero que no sea el mejor de los que me quedan por delante”. Y que a Queralt Casas le hayan faltado palabras -“no sé cómo explicar lo que siento”- y le haya sobrado espontaneidad sacando la lengua mientras cortaba la red de una de las canastas. También está en su salsa Rachel Allison cantando el We are the champions de Queen. El contraste, Marta Xargay, quizás la directora más aguerrida y con más recursos de la Liga, sostiene el trofeo de subcampeón. Una tortura para una jugadora que lo ha ganado todo menos el Mundial.    

ECÓPOLIS 62 (21+17+12+12): Nicholls (16), Eldebrink (12), Bermejo (5), Queralt Casas (5) y Halvarsson (6) -quinteto inicial-; Ocete (1), Hassell (6) Y Allison (11). PERFUMERÍAS AVENIDA 59 (20+12+14+13): Leonor Rodríguez (4), Marija Rezan (8), Marta Xargay (4), Shay Murphy (14), Angelica Robinson (18) -quinteto inicial-; Marta Fernández (6), Tamara Abalde (5), Mariona Ortiz (0), Krystal Thomas (0). Árbitros: Morales y Mas. Eliminaron a Xargay por faltas personales. Pabellón Cerro del Telégrafo de Rivas Vaciamadrid.